Colegio de Traductores Públicos e Intérpretes Regional Bahía Blanca

Recomendaciones

Si necesita contratar un Traductor Público para traducir un documento:

  • El Traductor Público Matriculado debe fijar sus honorarios en base a los aranceles orientativos sugeridos por este Colegio.
  • El Traductor Público Matriculado debe primero tomar contacto con el documento para poder presupuestar la traducción.
  • Los honorarios propuestos hacen referencia a condiciones normales de trabajo. En caso de trabajos urgentes, el Traductor Público puede aumentar sus honorarios hasta un 20%. Si se trata de situaciones especiales, el profesional está autorizado a incrementar sus honorarios según el caso.
  • Si necesita una traducción pública, consulte dónde debe presentarla, y qué trámites tiene que tener el documento antes de hacer la traducción. Los requisitos varían si el documento será presentado en la Argentina o en el extranjero.
  • La unidad de medida que se indica en los aranceles orientativos sugeridos por este Colegio es la foja que equivale a 50 renglones en hoja tipo romaní o a 500 palabras.
  • El cliente debe establecer las condiciones de trabajo y el traductor las debe conocer y aceptar antes de iniciar la tarea. Toda modificación de las mismas autoriza al profesional a corregir el presupuesto original o a negarse a realizar el trabajo.

Pasos para la traducción de certificados de estudios (diploma o analítico) que van al exterior:

Lo mejor es no desprenderse de los documentos originales. Recomendamos seguir los siguientes pasos:

1) Hacer legalizar el documento original en el Departamento de Legalizaciones de la Dirección de Títulos y Planes de la universidad correspondiente.

2) Hacer legalizar el documento original en el Ministerio del Interior, 25 de Mayo 179, de 09:00 a 17:00.

3) Hacer apostillar el documento original en el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto (MRECIyC), Arenales 819, de 08:30 a 13:30.

4) Hacer una fotocopia legible “de alto contraste” del documento original (legalizado y apostillado).

5) Hacer certificar la fotocopia por un Escribano Público.

6) Hacer legalizar la firma del escribano público en el Colegio de Escribanos.

Luego de la legalización del documento, habrá que hacerlo apostillar (Apostilla II).

7) Hacer traducir el documento (fotocopia certificada, legalizada y apostillada) por un Traductor Público.

8) Hacer legalizar la traducción pública en el Colegio de Traductores Públicos e Intérpretes de la Provincia de Buenos Aires y abonar el arancel de legalización correspondiente para el año en curso.

9) Hacer apostillar la intervención del CTPIPBA en el MRECIyC (Apostilla III) para que la traducción tenga validez en el exterior.

 

Nota:

Si el documento viene del exterior, deberá estar apostillado, para que pueda llevarse a cabo la traducción pública y para que sea reconocido como válido por las autoridades argentinas luego de traducirse.

ANTE CUALQUIER DUDA CONSULTE A UN TRADUCTOR PÚBLICO MATRICULADO, ES EL ÚNICO QUE PUEDE GARANTIZAR SERIEDAD EN EL TRATO, CALIDAD EN EL TRABAJO Y RESPONSABILIDAD EN EL ASESORAMIENTO.